Zumbadores

A fines de 1999 Alejandro Fassi y Sebastián Gibelli, amigos de toda la vida, comienzan a darle forma a la idea de armar una banda. Inmediatamente surgen los primeros bocetos de las canciones. Sin una formación estable empiezan los ensayos y se impone la necesidad de ponerle un nombre a lo que se estaba gestando. Teniendo solamente el título del primer tema, “Hombre zumbador”, sale a la luz una leyenda acerca de un pájaro místico y sagrado de la isla de Jamaica, el colibrí Zumbador, considerado sagrado por ser diseminador de nueva vida. Buscando justamente bautizar una nueva vida, esta razón resulta más que suficiente para marcar el nombre: Zumbadores.
En Marzo de 2000 se presentan por primera vez en el bar Imaginario Cultural de Capital Federal. Así comienza ese año, con el objetivo de sumar actuaciones y preparar las canciones para una primera producción independiente. Los diez temas de ese álbum fueron presentados en Septiembre, en el Marquee, mítico lugar porteño. Con más de 2000 unidades vendidas, concluye el 2001 con presentaciones en Capital y Gran Buenos Aires.
El 2002 encuentra al grupo de gira por la costa atlántica y se vislumbra una etapa de mucha actividad, en la que las prioridades serán tocar con mucha frecuencia y grabar la preproducción del primer disco oficial. Durante ese período, la producción artística de Zumbadores está a cargo del “Gonzo” Palacios, legendario saxofonista que participó en bandas como Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Sumo, Charly García, Soda Stereo y Los Twist. Arranca el 2003 con la formación definitiva y con todo en marcha. Ese año la mira está puesta en la grabación de “Frutilla y almeja” y en las presentaciones en vivo, cada vez más multitudinarias, en las que se adelantan algunas de las nuevas canciones y se evidencia el crecimiento de la banda. Después de haber colmado la capacidad de lugares como el Marquee, Arlequines, Gargantúa, Teatro Verdi, Club Villa Sahores y recintos del Gran Buenos Aires, y ante la demora en el lanzamiento del álbum, la banda pone a la venta un Cd con dos temas de adelanto y varias versiones en vivo. Antes de emprender la gira por la costa atlántica se firma el contrato con 4K Records (el sello discográfico de la productora Cuatro Cabezas) que incluye la distribución nacional e internacional a cargo de Universal Music del disco “Frutilla y almeja”, lanzado en 2004.
En 2005, Zumbadores comenzó a trabajar en la composición de una nueva placa. A mediados de año realizó dos presentaciones en La Trastienda y comenzó a grabar “Hijo de la barbarie”, que fue presentado en El Teatro de Flores en el mes de Mayo de 2006 y a lo largo del año en diferentes puntos del país.
En Abril de 2007 se reeditó “Hijo de la barbarie” por el sello “Soy rock”. En el mes de Septiembre Zumbadores tocó en el escenario principal del Festival Pepsi Music con notable repercusión.
El 2008 encontró a la banda grabando  “El colibrí” y con su primer corte, “Sin cebador”, sonando en las principales radios; en Abril participaron del Quilmes Rock en el Estadio River Plate.
Cuatro años después, Alejandro Fassi (voz), Matías Barmat (guitarra y coros), Fernando Raggio (bajo y coros), Mauro Botta (guitarra) y Manuel Caizza (batería) lanzan nuevo álbum. “Fábulas de la locura” es un disco editado a principio de 2012, que pretende celebrar los diez años de carrera de Zumbadores. La producción es un disco de 10 canciones que viene acompañado por un libro con todas las letras y trabajos de 10 ilustradores y 10 escritores. Cada canción posee interesantes colaboraciones: Mono Fabio de Kapanga en “Safari”; Emiliano Brancciari de NTVG y Sebastián Schachtel de La Portuaria en “Colmillos nuevos”; Jorge Serrano y Fernando Ruiz Díaz de Catupecu Machu en “Un amor sofisticado”; Chizzo Nápoli y Manu Varela de La Renga en “Dios practica un tsunami”; Walas de Massacre, Richard Coleman y Sebastián Schachtel en “Héroes”; Willy Piancioli de Los Tipitos y Gringui Herrera (Calamaro) en “Canciones rotas”; Pablo Pino (Cielo Razzo) en “Rata de puerto”; Roberto Musso de El Cuarteto de Nos, Ezequiel Jusid y Agustín Ronconi de Arbolito y Lula Bertoldi de Eruca Sativa en “Santa desesperanza”; Ale Kurz de El Bordo y Gillespie en “Fábulas de la locura”; y Sebastián Teysera de La Vela Puerca, Ervin Stutz y Alejo Van der Pahlen en “Una noche como esta”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *