Rodolfo Zapata

Cantautor folclórico humorístico, Rodolfo Zapata debutó como profesional en 1949. Su primera aparición fue en el Teatro Astral de Buenos Aires con la compañía de Olinda Bozan, Francisco Alvarez y Oscar Valicelli en la comedia “Adiós plata mía”. Unos meses después, “Zapateando” dobló los pies de Mirtha Legrand en el film “La Vidalita”. Fue el punto de partida de una trayectoria que nunca se detuvo. Con el correr de los años forjó un “guitarrero”, con estilo personal y original, con clásicas picardías y dobles intenciones, que le permitió recorrer con fenomenal éxito los tablados de clubes, peñas, cabarets y sociedades de fomento.
En 1961 escribió la letra de “La Gorda”, la obra que lo catapultó a los primeros planos. Ernesto Cabeza, integrante de “Los Chalchaleros” le puso la música. Grabada por el famoso conjunto salteño, “La Gorda” pasó a ser un éxito nacional que pasó de generación en generación. En la actualidad se la puede escuchar en ritmo de cumbia y pachanga en Colombia, México, Venezuela, Perú, Costa Rica, Ecuador y España. Incluso, trascendió las fronteras de Iberoamérica y llegó a Suiza, Estados Unidos e Israel (traducida al hebreo).
De la mano del maestro Waldo de los Ríos, un martes 13 (de febrero de 1962) comenzó a grabar su primer disco solista acompañado por su fiel guitarra Catalina. Fue la piedra fundamental de su vasta discografía, que incluye 43 materiales, con más de 500 canciones.
En 1964 alegró a los argentinos con otro de sus clásicos que recorrió el planeta: “No vamo´ a trabajar”. Fue protagonista de dos largometrajes: “La Gorda” y “Un gaucho con plata”. Compartió escenarios teatrales con Hugo Del Carril, Mariano Mores, Adolfo Spray y Dringue Farías. Se presentó para el público latino en New York, Los Angeles, Chicago y San Francisco, entre otras ciudades de los Estados Unidos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *