Melania Perez

Melania pertenece a una generación de embajadores de la cultura popular que elevaron la condición del canto a los niveles más encumbrados de la historia del cancionero nacional.

Convivió con los grandes nombres de la estirpe de poetas y compositores salteños y disfrutó de la época de oro de la difusión de los intérpretes y de los repertorios más arraigados de la raíz telúrica.

Melania se transformó en la síntesis de esa expresión de belleza rústica, prodigio vocal y sentido del canto que habita en el Norte.

Dice que lo aprendió del Barba Castilla, del Cuchi Leguizamón y del culto de la amistad que hace su marido, Icho Vaca, con el que formaron un dúo que hizo historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *