Lito Vitale

Talentoso pianista, fue inicialmente alumno de su madre, la profesora Esther Soto. Junto con otros colegas músicos vecinos del partido de San Isidro en el Gran Buenos Aires, formaron la Cooperativa de Música MIA (iniciales de Músicos Independientes Argentinos) con solo 13 años. MIA se hizo popular en el Rock Progresivo a fines de los 1970s.

Otros músicos arrancaron a través de MIA, incluyendo su hermana Liliana; la cantante Verónica Condomi, y los instrumentalistas Juan del Barrio y Daniel Curto.

Después de MIA, Vitale comenzó una serie de colaboraciones con muchos músicos argentinos. Él desarrolló y registró con Dino Saluzzi, luego con Bernardo Baraj (saxo) y con Lucho González (guitarra) siendo “El Trío”.

Esta formación adaptó clásicos de tango, milonga, y folklore, siendo muy populares entre los estudiantes, audiencias de jazz, y programadores de radio, siendo una especie de equivalente local de artistas del sello ECM tales como Pat Metheny o el cuarteto europeo de Keith Jarrett.
En 1990, Vitale grabó tangos con Juan Carlos Baglietto, recibiendo un Latin Grammy por dicha colaboración en 2000. También durante esos años, Vitale grabó jazz con Lucho González y el flautista Rubén Mono Izarrualde. Esta formación estuvo en el Festival de Jazz de Montreux 1998.
Vitale ha compuesto bandas de sonido para muchos filmes argentinos. Obtuvo el prestigioso Premio Konex en dos oportunidades: como arreglador en 1995, y como instrumentalista en 2005. En 2007, Vitale dio un vuelco en su carrera: editó “El otro”, el primer disco en el cual toca la guitarra y canta.

En sus propias palabras, “siempre toqué música instrumental desde el piano, esto de grabar un CD como cantante es completamente nuevo y me genera (a mis 45 años) una adrenalina bastante grosa. Me lancé a componer música con un sentido popular y tomando ritmos nuestros y latinoamericanos, luchando contra mi ‘solemnidad’, así empecé a gozar como loco de la cumbia y el cuartetazo.

También empecé a escribir algunas letras y me sentí ‘raro’ pero me encantó poder contar un poco con mis palabras algunas cosas. Para mí el disco es un cachetazo a los prejuicios, con la idea de relajarnos un poco y disfrutar de la vida lo más posible. Disfrutar de todo y cuidar a los que amamos es una buena manera de ver las cosas. Los problemas siempre están, para algunos más y para otros menos, pero el arte también está y el arte ‘popular’ está más cerca todavía de nosotros, no lo dejemos escapar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *