Emanuel Arias

Si tenemos que hablar de la vida musical de Emanuel, nos tenemos que remontar a mediados
del ’95, fue en ese preciso momento cuando junto a un grupo de compañeros del colegio secundario (U.N.L.Pam.) formaron lo que sería para él su primera banda… “EL JEFE”. Con Emanuel en la voz
del grupo, Federico Schab y Darío Zorzi en guitarras, Lisandro Dasso en teclados, Fernando Abad en bajo
y Martín Segurado en batería, comenzaba sin darse cuenta su carrera musical. Con EL JEFE participaron de un certamen provincial de Rock que se realizó en septiembre de 1997, certamen que ganaron y se hicieron acreedores de la posibilidad de grabar un tema en un CD de difusión masiva. El tema con el que participaron se llamaba “POR FAVOR” y tuvo muy buena repercusión en el ámbito local, sonando en radios, pubs y boliches.
Por razones personales, algunos integrantes del grupo emigraron de la ciudad y EL JEFE pasó a ser un muy lindo recuerdo para todos.

Luego de esta disolución, se fusionaron con otro grupo y formaron “R.P.M.”. En esta banda, Emanuel compartía la voz líder con otro muy buen cantante, Fernando Baes. Tras presentarse al año siguiente en el mismo certamen, lograron grabar nuevamente un tema, en esta ocasión se titulaba “YA NO MAS”.
Tras disolverse también esta banda, Emanuel empezó a perfilarse como cantante solista, y así fue que empezó a cantar en pubs, restaurates, y en todo lugar que se le presentaba, acompañado en ocasiones por Federico Schab, guitarrista de su primer grupo.

A principios de 2002 se presentó una oportunidad muy importante para Emanuel, ya que un productor musical lo escuchó y le dio la posibilidad de comenzar a cantar en un reconocido pub de la ciudad de Córdoba, y no lo dudó, armó las valijas y emprendió viaje hacia la capital cordobesa. Fue aquí donde tuvo la oportunidad de grabar su primer tema inédito como solista, el tema se llamaba “BALADA INFINITA” y tuvo muy buena repercusión en las radios de Santa Rosa, donde ya se comenzaba a escuchar poco a poco a este “pibe”
Por razones laborales tuvo que dejar la ciudad de Córdoba, estas razones no eran otra cosa más que la cantidad de presentaciones que se le presentaban a Emanuel en la capital pampeana. Y he aquí donde nació el último grupo que integraría nuestro ídolo. Junto a Alejandro Mecca, un reconocido saxofonista que pisó escenarios de América y Europa llevando su música, y “El Chelo” Porcel, un guitarrista que integró importantes bandas locales, comenzaron así a presentarse en boliches, pubs, shoppings, fiestas privadas, etc.

Y comenzaron a ganar importancia en el ambiente musical, lo que los llevo a principios de 2003 a
iniciar una gira por la costa atlántica, gira que recayó en la ciudad de Pinamar, donde enseguida firmaron
un contrato de exclusividad con un boliche en el cual tocaban noche a noche y hacían las delicias de los veraneantes que se acercaban a presenciar el show. Fue en este lugar, cuando empezaban a correr las primeras horas del 19 de Febrero de 2003, donde Alejandro en medio de un show le comunicó a Ema
que había ingresado a la academia Coca-Cola.

Él no entendía nada, pensaba que era una broma de parte de sus compañeros, pero cuando vio las cámaras de Operación Triunfo ingresando al salón se dio cuenta que su sueño empezaba a tomar forma. Invadido por la emoción, se quedó sin palabras, cantó como pudo un tema más y decidió bajarse del escenario porque no aguantaba la emoción, fue así que empezó a comunicarse con familiares y amigos para darles la buena nueva…

El resto de la historia ya la conocemos, y gracias a Dios y a su propio esfuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *